Fusta de Darkness

14,95 

Fusta de piel, ideal para tus juegos más atrevidos.

420 disponibles

SKU: D-221208 Categorías: , Etiquetas: , , , , , ,

El BDSM abarca muchas prácticas y entre otras, está el spank donde se puede usar casi cualquier accesorio que sirva para azotar: látigos, la propia mano, fustas, palas… Eso sí, depende de la fuerza que se use y de la dureza del material, puede ser mas o menos intenso el azote.

Como otras prácticas, esta requiere estar familiarizado con la técnica, pues no se puede azotar ni con cualquier cosa, ni en cualquier lugar del cuerpo. Infórmate antes.

Esta fusta simula las que se usan para la doma. Tiene una longitud de 70cm. Incluye una correa y un mango trenzado para un agarre seguro.

La fusta se suele usar para aleccionar, no para castigar. Existen varios tipos según la disciplina o actividad para la que se quiera usar.

Normalmente, funciona como una pala, solo que la fusta tiene una superficie mucho más pequeña, por lo que su impacto general pica más que al azotar con una paleta.

Es importante que vayas progresivamente variando la fuerza del impacto e ir desde un golpe suave, hasta donde cada cual ponga el límite.

Si además incluyes un antifaz o algún otro elemento, como una máscara artesana de cuero, harás de cada encuentro algo único.

Recuerda eso sí, una serie de claves:

  • Hablar antes con la persona con la que compartirás el juego para establecer límites o posibles normas.
  • Cumple siempre las máximas dentro del BDSM: Sensatez, Seguridad y Consenso, (SSC ).
  • Evita el alcohol y otras sustancias.
  • Anticípate ante posibles imprevistos.

Recuerda que para cualquier duda puedes escribirnos y estaremos encantadas de contestarte.

Nuestra recomendación

Combínala con otros productos como velas para crear ambiente, una música agradable y tranquila y algún otro juguete como plumas, mordaza, fustas o antifaces… Y deja que el ritmo lo marquen vuestros cuerpos.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Fusta de Darkness”

También te recomendamos…