Inicio » Blog » Blog » Cuida tu privacidad en el mundo digital

Cuida tu privacidad en el mundo digital

El sexo virtual ha entrado fuerte durante el pasado confinamiento. Su uso se ha visto aumentado para procurar, entre otras razones, que el encierro fuera un poco más ameno. Pero el uso de este tipo de canales de comunicación no es nada nuevo. Por eso es tan importante que cuides tu privacidad en el mundo digital. Te lo contamos todo en este post. 

La tecnología digital se viene usando desde hace ya muchos años para relacionarnos y para contactar con gente conocida o desconocida y que se encuentre cerca o lejos de nosotros. Desde aquellos chats de terra hasta las plataformas más sofisticadas que hay en la actualidad ha habido muchas formas de comunicación. Pero es cierto, que no siempre se han usado a sabiendas de los riesgos que puede haber detrás. Por eso, quiero hacer una pequeña reflexión sobre los aspectos a tener en cuenta para cuidar tu privacidad y preservar tu intimidad en el mundo digital y para que, si te ves en una situación problemática, sepas cómo actuar y a dónde acudir para que te ayuden a denunciar.

Porque internet nos ofrece la opción de contactar con otras personas de forma rápida, pero también tiene sus hándicaps.

Lo primero que voy a hacer es exponer aquí varios supuestos para que veas dónde se puede cometer un error y cómo poder evitarlo.

  1. Cuando nos damos de alta en las redes sociales, normalmente no se verifican los datos que añadimos por eso, es tan fácil mentir y crearse un perfil falso. Muchos de estos perfiles se usan para acosar, engañar o simplemente para opinar desde el anonimato. Cuidado con creer a pies juntillas lo que una persona que se esconde detrás de ese tipo de perfiles nos cuenta. Desconfiad hasta cuando os muestre fotos “suyas” porque pueden no ser esas personas que salen en las imágenes.

→ A tener en cuenta: No te creas lo que te cuenten de buenas a primeras. Hay mucha gente experta en mentir a través de estos medios de comunicación gracias al anonimato que se les ofrece. Si es una persona decente, será fácil quedar y tomar un café o simplemente poder hablar sin historias raras. Si de repente te cuelga en mitad de una conversación, si te da largas para quedar, o si simplemente le pillas en varias mentirijillas… desconfía.

————————————

  1. Si en algún momento conoces a alguien por algún medio de comunicación (redes sociales, foro…) y te pide dinero, desconfía. Quiere sacarte hasta el certificado de notas de la E.S.O. ¡Huye!

→ A tener en cuenta: Si le dejas dinero a alguien que no conoces, ¿de qué forma podrás luego recuperarlo? Si no estás segura de esta acción, lo mejor es que no lo hagas. Así, sin más. Luego será muy difícil demostrarlo y por supuesto, recuperarlo.

————————————

  1. Hay muchas plataformas que cuentan con una opción que permite subir fotos como presentación en nuestro perfil. ¡Cuidado! Porque cuando haces esas fotos, a veces salen algunos detalles que tienes por casa decorando: como tus pertenencias más personales, las fotos de la comunión de tus pequeños, la manualidad de “Felicidades Mamá/Papá” con una foto tuya a cara descubierta rodeada de purpurina…

→ A tener en cuenta: La forma de evitar esto, es sencilla: antes de subir la foto a ningún espacio deberás revisar bien haciendo zoom en cada pixel para ver cuánto de vuestra vida privada hay dentro de esa foto y emborronarlo o tacharlo. No hace falta tener un curso avanzado en photosop para tapar aquello que no queremos mostrar, basta con ponerle un emoticono encima y fin.

————————————

  1. Es muy extendido y conocido ya pasarse fotos subidas con poca ropa o con una actitud más incitadora con personas con las que puedes estar teniendo un rollo o simplemente porque te apetece en ese momento. Esas fotos suelen ser íntimas que se envían con total libertad y con un objetivo: pasar un rato divertido. Somos muy libres de pasar lo que nos de la real gana, pero no está de más tener un par de detalles en cuenta.

→ A tener en cuenta: Si vas a subir o a pasar fotos tuyas, se recomienda pixelar o cortar la cara y/o rasgos identificativos como cicatrices y tatuajes, evitando así que se te reconozca.

 

Pero ¿qué pasa cuando conoces a alguien con quien quieres quedar y necesitas verle la cara para no ir a ciegas a esa primera cita? Puedes entonces enviar fotos con la cara descubierta, (aunque es totalmente opcional) eso sí, generalmente se envían con ropa. Así que, ¡cuidado con enviar esas fotos de buenas a primeras a cualquier perfil con el que te encuentres y que, para mostrar tu cercanía le enseñas la foto de tu rostro!

Si eres tú quien las recibe, debes saber que no puedes reenviarlas porque eso es un delito.

 

Y aunque leer todo esto de golpe igual da un poco de miedito y habrá quien haya pensado: “uf… paso de historias, ¡me borro de todo mañana!”. Lo cierto es que estas situaciones no son tan comunes como parece. Las hay, sí y por eso hablamos de ello, pero no te asustes. También hay gente educada y respetuosa al otro lado del chat. Sólo debes andar con pies de plomo y asegurarte bien del tipo de persona que estás conociendo antes de enviar datos privados como esas fotos tuyas, dirección de tu casa, el lugar de tu trabajo… pero sólo por seguridad.

————————————

¿Qué hacer si alguien publica o difunde contenido audiovisual tuyo?

Denunciarlo por supuesto. A través de este enlace puedes denunciar este tipo de situaciones.

http://observatorioviolencia.org/puedespararlo-con-el-canalprioritario/

 

¿Por qué denunciar? Porque según el Código Penal, el artículo 197.7 incluye como delitos grabar y compartir imágenes de carácter sexual sin consentimiento de la persona que los protagoniza, hayan sido tomadas éstas con el consentimiento de la víctima o sin él, pero en el ámbito privado, atentando de este modo contra su dignidad e intimidad.

Además, debemos saber que se le adjudica la autoría del delito tanto a la persona que ha recibido el material en primera persona y lo difunde (pena de 2 a 5 años de prisión), como a quienes reciban esas imágenes y las vuelven a reenviar (pena de entre 3 meses a 1 año o multa de 6 a 12 meses).

Y, se recoge una agravación de la pena para los supuestos en que la divulgación de imágenes se lleve a cabo por la persona con la que se mantiene una relación afectiva, aún sin ser convivientes.

————————————

No obstante, no temas que se te “descubra”, sólo debes cuidar un poco aquello que muestras de tu entorno más íntimo y privado, porque es tuyo y tú debes ser la única persona que decida qué hacer con toda esa información.

 

En cualquier caso, si en algún momento sientes que se te ha ido de las manos, cuéntalo en tu entorno de confianza. Siempre habrá alguien que te pueda ayudar, aunque sólo sea para darte otro punto de vista.

En todo caso, si consideras que necesitas ayuda y no sabes a quién acudir, escríbenos.

Deja una respuesta