Inicio » Blog » Blog » Succionadores de Clítoris

Succionadores de Clítoris

¿Qué es el succionador de clítoris? ¿Qué tipos hay? ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas?
Aquí te lo contamos todo.

Mucho se está hablando de estos nuevos juguetes, los succionadores de clítoris. Nuevos por decir algo porque llevan en el mercado más de 6 años, pero es ahora cuando están causando furor.
Los primeros succionadores que salieron al mercado fueron los de la marca Womanizer allá por el 2014, pero al ser un poco caros. la marca Satisfyer diseñó y lanzó en 2016 el conocidísimo Satisfyer pro y Satisfyer pro 2 que tenían menor coste y una gran potencia. Después fue Lelo con su Sona y Sona Cruise quien se sumó a esta revolución y ahora, en el último año muchos fabricantes son los que se han sumado a este boom.
 
Pero, ¿qué es un succionador de clítoris?
Es un juguete para una estimulación principalmente clitorial (aunque se puede usar en otras zonas sensibles) donde el tipo de estimulación es muy distinta a la vibración pues es mediante ondas sónicas o liberación de aire que concentra la circulación de este mismo en toda la zona a estimular pero sin estar en contacto directo, de esta manera hace bombear más la sangre en la zona y la sensibiliza rápidamente. Por lo que se les llama succionadores pero realmente no succionan, es como una caricia constante en la zona a estimular.
 
Características:
Suelen estar hechos de silicona. En algunos el cabezal es extraíble y venden de cabezales de repuesto, para poder así cambiarlos y esterilizarlos de la misma manera que se esteriliza una copa menstrual. Se cargan en la red eléctrica o usb y algunos, como los de la marca Satisfyer, tienen un imán en su cargador, lo que permite poder usarlos en el agua y esto intensifica mucho las sensaciones. Los hay también que funcionan con pilas pero su intensidad es menor. Es más recomendable gastarse algo más y así tener algo de mayor calidad. Por lo general no es un juguete silencioso, aunque cada vez los hacen más discretos.
Tipos de Succionadores:
Sin tener en cuentas las marcas que cada cual tiene su diseño, existen varios modelos.
El clásico: con un mango y una boquilla.
 
El conejito con succionador: es un dildo vibrador doble donde el saliente para el clítoris es el succionador.
El juguete con forma de C: para poder estimular por dentro y por fuera a la vez. La parte de fuera es un succionador.
La versión de viaje: Es un succionador más pequeño y con tapa para poder llevar a cualquier parte de manera muy discreta.
Succionador con vibración: combina ambos tipos de estimulación, tiene dos motores independientes, uno para la succión y otro para la vibración para usar en cada momento lo que más se ajuste a nuestras apetencias.
El succionador tamaño XL: me han llegado a preguntar si son especiales para vulvas gigantes y debo decir que es la mayor absurdez que he oído… Simplemente el mango es más grande y por ello resulta más ergonómico a la hora de sujetarlo.
 
Pros:
Los succionadores suele gustar mucho a mujeres que disfrutan de una estimulación muy directa del clítoris y como habitualmente éste suele ser el gran olvidado, de repente el succionador ha recobrado el protagonismo del placer femenino dentro de los encuentros eróticos.
Al ser una estimulación muy directa e intensa se puede llegar al orgasmo en muy poco tiempo. (Se llega a contar en segundos el tiempo del primer orgasmo…)
Además, es un tipo de estimulación muy diferente a la vibración, se comenta que es lo más parecido al sexo oral pero más intenso, esto hace que pueda ser un buen complemento para muchas otras prácticas sexuales.
Hay tanta variedad que se puede elegir casi uno para cada práctica sexual o postura, pues los hay muy cómodos de sujetar.
 
Contras:
Es cierto que es algo muy distinto, muy revolucionario y muy intenso, pero hay personas que disfrutan más el camino que el fin. Les gusta tocarse, sentirse, recrearse en esos momentos dedicados a su placer y un succionador no es buen compañero de la pausa. Si a eso sumamos que mucho rato estimulando el clítoris con él puede insensibilizarlo momentáneamente, no ayuda a estas personas.
Por otro lado, los succionadores son unos juguetes diseñados para la estimulación clitorial pero no especifica el tipo de prácticas para las que se puede usar, esto quiere decir que se puede utilizar no solo en la masturbación femenina sino que es un complemento perfecto para jugar en pareja, durante la penetración, durante el sexo oral… incluso os animo a probarlo en diferentes zonas del cuerpo como pezones o testículos. No os quedéis con lo que nos venden, id siempre más allá, os sorprenderá.
 
Como veis hay para todos los gustos. En general es un juguete que gusta y mucho, pero no todas las mujeres le encuentran el punto.
 
En definitiva, los succionadores forman parte de una nueva etapa, pero no por lo novedosos o brillantes que sean en la estimulación, si no porque por fin se le da un lugar a la sexualidad femenina. Se habla de ellos pero también de la experiencia que cada mujer tiene con este juguete. Comparten con otras personas sus sensaciones y es fácil escucharlas hablar de lo que les gusta y de lo que no.
De esta manera cabe resaltar que la mujer busca y siente placer, se expresa abiertamente que las mujeres somos deseantes de la misma forma que pueden serlo los hombres.
Y es que, finalmente sale al mercado un juguete para estimular la zona de clítoris especialmente, un juguete que no fija su atención en la penetración como lo hacía con los clásicos dildos con o sin vibración (por muchos complementos para el clítoris que lleven).
Por lo que es un buen momento de ponerle fin a los tabúes, a escondernos para expresar lo que nos gusta, o lo que no queremos.
Las mujeres tenemos voz en esto de la sexualidad y esto sí es digno de mención y alabanza.
María Ramos Escamilla
Psicóloga y Sexóloga
 
Si tienes cualquier duda o consulta escríbenos y te atenderemos de manera completamente anónima y personalizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *